Tener unos kilitos de más no es motivo para esconderte y dejar de disfrutar la vida, eres hermosa!  esta frase define a la perfección a Karina Delgado, la  joven venezolana que hace dos años llegó a Chile a instalarse, y que de manera positiva y muy natural, entrega sus vivencias en su blog Kika Curves. Además de psicóloga, Kika partió como modelo plus size en Chile.  La conocimos a fondo y la sometimos al cuestionario de #MyBody.

Con solo 26 años, Karina dejo atrás a su amada Venezuela y llegó a Chile a probar suerte. A dos años de esa decisión, ya instalada en la capital, decidió iniciar su carrera como modelo plus size, en paralelo con su profesión de Psicóloga.

Desde su blog, y aprovechando sus conocimientos de psicología, entrega tips y formas de enfrentar las situaciones del día a día, de cómo aprender a aceptar tu cuerpo y de cómo aprender las lecciones que van dejando las experiencias en la vida.

El no valorarte como mujer te hace creer que cualquiera puede venir tratarte como mejor le parezca y lo tienes que aguantar porque es lo que me toca, ahí fue cuando decidí hacer publicas mis vivencias.

Cuéntanos de ti, porqué decidiste escribir un blog enfocado en el plus size?

Siempre me he considerado una persona observadora.  Me gusta ser positiva e irradiar eso a los otros. La información que comparto en mi blog es de primera mano.  Nunca he sido completamente delgada, se lo que cuesta encontrar un pantalón o una polera que te quede bien, con la que te sientas cómoda.  Se que es sentirse acomplejado por el peso.  Y más allá de una talla, se cómo se siente esa persona que se mira en el espejo, y se sienta mal con su reflejo.

Cuando llegue a Santiago, escuchaba a mis amigas decir  No, no puedo ponerme esa polera porque se me ven los brazos! o verla en mitad del verano, sofocadas de calor pero ni locas se ponen una falda o unos shorts porque les daba vergüenza.  Decidí ponerme a leer más e investigar de la cultura o la base psicológica del chileno y los indices de depresión, suicidios, y violencia de genero.  El no valorarte como mujer te hace creer que cualquiera puede venir tratarte como mejor le parezca y lo tienes que aguantar porque es lo que me toca, ahí fue cuando decidí hacer publicas mis vivencias y poner un granito de arena, ser ese alguien que me hubiera encantado leer entre mis 13 y 17 años.

Cómo fue tu adolescencia?

Crecer en Venezuela, el país de las misses, siendo gordita no es fácil, los estereotipos están a la orden del día y si no entras en ellos tus oportunidades se reducen. Fui muy acomplejada, no solo por mi peso, tenía mucho acné, y el adolescente por naturaleza es cruel.  No faltaban los comentarios mala onda o los chismes, a eso súmale que el uniforme era horrible jajaja, mi vestimenta fuera del colegio era un jeans y un poleron ancho (moría del calor), y esto más que por complejos era que el tema de encontrar ropa para tallas grandes a esa edad era super difícil, las tiendas no tenían mas que talla L y cuando abrían una tienda de tallas grandes era ropa de gente mayor y yo a mis 14 años no quería vestirme con pantalones elasticados y poleras sobrias.

Cuando cumplí 15 años me cambie de región (en Venezuela) y me mude a una ciudad un poco mas grande, donde habían mas opciones, donde la gente no estaba pendiente de si pesabas mas o menos y fue cuando a empece a abrirme y a sentirme mejor conmigo, eso en seguida se reflejo en mi físico, no adelgace jajaja, pero me arreglaba mas, me preocupaba por sentirme bonita según lo que YO creía no con lo que otros querían ver.

Hiciste dietas extremas para bajar tu talla?

Yo creo que todas en algún momento lo hemos hecho, en mi vida he variado de peso constantemente.  Era la típica que todos los lunes iniciaba la dieta, pero lo hacía por las razones incorrectas.  Está bien comer saludable, está bien hacer ejercicio, pero hazlo porque lo disfrutas no como un castigo por el atracón de comida del fin de semana. La gente se polariza. O es blanco o es negro, o eres fitness o eres chancha, y no es así.

kikacurves1

Qué te hizo enamorarte de ti?

Ver como perdía momentos, o dejaba de disfrutar situaciones por sentirme inconforme conmigo.   Vi a mi alrededor una vez, y nadie es perfecto, y eso, es lo que nos hace hermosos.  La belleza es un concepto tan amplio, que encasillarlo en unas características físicas es el acto más banal e insustentable que puede hacer el ser humano.  Con el tiempo, aprendí a valorarme y a respetarme.  Me di cuenta que no todos van a pensar igual que tu, y que no debes tener problema con eso.  Que mis habilidades y mis aptitudes no van de la mano con la talla de pantalón que use.

Qué consejo le darías a las adolescentes, jóvenes y mujeres que no se aceptan y que no se sientan bellas?

Que las entiendo! Estuve allí, y no se gana nada.  Nadie tiene el derecho de hacerte sentir menos.  Se la mujer que TU quieras ser, no estás en el deber de llenar las expectativas o los estereotipos de belleza de nadie.  Cada quien tiene su propia manera de sentirse hermosa, sexy, libre.  Rodéate de personas que te aporten y te hagan crecer como persona, y sonríe mucho, siempre hay un lado positivo, siempre hay una razón para seguir sonriendo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookPin on Pinterest